Reseña de la novela La caza del carnero salvaje de Haruki Murakami

Reseña de la novela ‘La caza del carnero salvaje’, de Haruki Murakami

Es el año 1978 y un joven publicista de 29 años se acaba de divorciar, pero al poco tiempo, por medio de la agencia de publicidad cofundada con un amigo suyo y en la que trabaja, conoce a una mujer de la que le enamoran sus orejas. Cuando están empezando a conocerse, ella tiene una especie de visión o presentimiento que acaba cumpliéndose: el secretario de un poderoso hombre le llama y le dice que tiene que encontrar el carnero con una estrella en el lomo que aparece en el boletín informativo de un cliente de su agencia o le hará la vida imposible.

La caza del carnero salvaje (Editorial Anagrama, 2006, pero también publicada por Tusquets) es uno de los primeros libros publicados por Haruki Murakami (año 1982 en Japón) y es una historia que mezcla el mundo de la publicidad, la novela negra/policial, la novela política y el realismo mágico que le caracterizará a lo largo de los años. Una organización secretar que alarga sus tentáculos por todos los estratos de la sociedad le amenaza, por medio de su secretario, por haber publicado esa foto. En ella, aparece un paisaje montañoso de Japón y un grupo de carneros entre los que hay uno que no existe y no debería aparecer en la imagen.

El secretario de la organización (el jefe, un hombre asociado a la extrema derecha japonesa, está enfermo), le dice que tiene un tiempo limitado para encontrar al carnero y hacérselo saber. Por extraño que parezca, ese carnero es imposible que aparezca retratado, no pertenece a ninguna de las razas de carneros habituales en Japón. Desde ese momento, el protagonista, anónimo (él mismo le dice a la modelo, prostituta ocasiones y correctora tipográfica, que no necesita saber los nombres de las personas), como es muy habitual en las novelas de Haruki Murakami, se ve obligado a llevar a cabo su misión.

Para ello, decide abandonar la agencia de publicidad, despedirse quizás para siempre del bar de Yei (un hombre de origen chino y cuyo bar, aunque traslade su sede, es el verdadero hogar el protagonista de La caza del carnero salvaje) y salir en busca de su amigo el Ratón. Sus pasos en lo que parece una misión imposible, le llevará a Hokkaido y a alojarse, por decisión de su amiga la modelo, en el Hotel del Delfín (al que volveremos en la novela Baila, baila, baila). Allí conocerá a un hombre llamado el profesor Ovino, quien le dirá dónde podrá encontrar el paisaje de la fotografía. El publicista, acompañado de la mujer, irá hasta allí en busca del carnero salvaje, de quien depende su futuro.

La caza del carnero salvaje de Haruki Murakami es una novela sobre el poder, sobre cómo a los hombres poderosos se les mete dentro del cuerpo algo extraño, un espíritu de ambición por el poder, por llamarlo de alguna manera. El joven publicista, un hombre solitario (como son los/as protagonistas de los libros de Murakami), vivirá una aventura en la que conocerá la historia del pueblo de los Junitaki, cuyo origen está en unos aldeanos que se fueron lo más al norte de Japón que pudieron huyendo de las deudas. Y todo le llevará a descubrir la verdad de ese extraño carnero, la verdad sobre su amigo el Ratón y a conocer a un ser extraño, el hombre carnero.

La narrativa de la novela es perfecta, aunque no sea una novela de lectura demasiado rápida o ágil. Es una novela reposada, corta (menos de 400 páginas, muy alejada de los tres libros y más de mil páginas que componen 1Q84 o los dos tomos de La muerte del comendador). En esta novela, de las primeras que publicó, Murakami enlaza con hilos invisibles (no tanto cuando se van leyendo más novelas suyas) con otros de sus libros. Su universo literario va tomando forma con el paso de los años, en él el tiempo no se para como en la casa de montaña a la que va a parar el publicista, en la que cuando las pesas de un reloj caen al paso de una semana, el tiempo muere.

Haruki Murakami despliega en La caza del carnero salvaje cómo los designios de las personas parecen marcados sin que podamos hacer nada, como si fuéramos marionetas de un poder mucho más grande que nosotros mismos. El publicista, con la modelo de extrañas orejas que le confieren el poder de presentir o ver el futuro, nos habla en primera persona de cómo debe rendirse a las órdenes que le dan, aunque muestra un carácter rebelde.

Especialmente divertido y opuesto a la seriedad de la búsqueda del carnero, el poder invisible de esta extraña organización (¿será el Sistema de la novela El fin del mundo y un despiadado País de las Maravillas?) es cuando el narrador obliga al secretario de la organización a hacerse cargo de su gato y le indica todo lo que debe hacer para que el animal esté sano y sobreviva en su ausencia. Un humor muy sutil, nada extravagante, acorde quizás con la timidez del autor, amante de la música moderna, del jazz o de la música clásica, tantas veces protagonistas de sus novelas y también en esta.

Porque La caza del carnero salvaje, con una narración exquisita, abre las puertas a lo que veremos en otros tantos libros de Murakami en las décadas posteriores (aunque no haya sido la primera novela de la que he escrito una reseña). ¿Qué tiene de especial esta novela? Que con ella Murakami comenzó a ser conocido en todo el mundo y con el paso de los años ha llegado a encumbrarse como uno de los escritores japones más reconocidos y afamados del mundo, siempre candidato y merecedor, para sus seguidores, del Premio Nobel de Literatura. No tanto para los que consideran que sus libros son repetitivos y que no son para tanto (estos se equivocan, la verdad).

El narrador en primer persona, anónimo (no necesita nombre realmente, la historia seguramente hasta no tendría más interés si él o si su amiga/novia la modelo de orejas irresistibles lo tuviera), se enfrenta a la soledad, a un socio borracho y a una rara historia de carneros que no existen y una extraña organización que rige todo el poder de Japón con sus tentáculos. Un tipo de trama que nos lleva a pensar inmediatamente en El fin del mundo y un despiadado País de las Maravillas, pero también en la organización sectaria de 1Q84.

Homenaje también a Lewis Carroll y a Stephen King (el lector lo descubrirá con la relación que tendrá el publicista con los espejos de la casa de la montaña, lo que nos lleva a unir La caza del carnero salvaje con el homenaje a Alicia en el País de las Maravillas que el autor japonés hace en La muerte del comendador), Murakami sorprende y enamora con esta novela a partes iguales. Y, por qué no, también podemos pensar en la caza de la ballena en Moby Dick de Herman Melville, sólo que el capitán Ajak aquí lo representa el exageradamente elegante y misterioso secretario de la organización.

En definitiva, la novela La caza del carnero salvaje (parte de la trilogía que empieza con Escucha la canción del viento- Pinball y que termina con Baila, baila, baila) es una novela muy buena que nos lleva a mundos solitarios, a relaciones de familia tóxicas (como la del gerente del Hotel del Delfín con su padre, el profesor Ovino), a conocer sólo la punta del iceberg de la invisibilidad de los poderes políticos, económicos y sociales. Es una novela mágica, de misterio, sobre la soledad y las amistades imposibles, sobre los destinos ya sellados, sobre los hilos rojos que van con los hilos rojos y los hilos verdes que van con los hilos verdes. Sobre cómo la barra de un bar es, para algunas personas, su verdadero hogar, por encima de una casa, una esposa o un socio de trabajo.

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Jesús de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.