Reseña de la novela Cuando el rojo es negro de Qiu Xiaolong

Reseña de la novela ‘Cuando el rojo es negro’, de Qiu Xiaolong

El Comité de Vivienda del Partido Comunista le ha denegado una vivienda al inspector Yu Guangming, de la Brigada de Asuntos Especiales de la Policía de Shanghai, después de que el inspector jefe Chen Cao, su superior pese a ser unos años más joven, le entregara las llaves de la casa porque la resolución era en firme. Unos meses después de resolver el último caso, mientras Chen Cao traduce un plan de negocios para un empresario, Gu, el inspector Yu se encargará de intentar resolver la muerte de la escritora Yin Lige en extrañas circunstancias en una casa shikumen.

Cuando el rojo es negro (Editorial Almuzara, 2009) es la tercera novela de la saga policial de Qiu Xiaolong, continuación, por lo tanto, de Muerte de una heroína roja y Visado para Shanghai. En esta ocasión, mientras Chen Cao se mantiene en segundo plano, el inspector Yu se enfrenta al que va a ser, en la mayor parte del libro, su primer caso individual. Con algo de ayuda de su jefe y con más protagonismo por parte de su esposa, Peiqin, que en las anteriores, tratará de no remover mucho el pasado y que no haya problemas políticos, lo que más preocupa al camarada Secretario del Partido Li en la comisaría.

Yin Lige es una de las víctimas de la llamada Revolución Cultural del periodo de la dictadura de Mao Zedong, por vía más indirecta que directa. Antigua Guarda Roja, Lige mantuvo hace décadas una relación con Yang, un escritor a quien conoció cuando los dos era jóvenes reeducados: jóvenes con formación que vivían en las ciudades y que fueron trasladados en masa al campo para aprender de la vida de los campesinos pobres. Como se ha visto en novelas anteriores de Xiaolong, la Revolución Cultural y las profundas heridas dejadas en millones de chinos, es un tema recurrente para el escritor.

Como los cambios de opinión del Partido Comunista de China en las últimas décadas (se pueden llamar contradicciones), que va modificando sus puntos de vista y vigilancia hacia los ciudadanos en función de la evolución del país. Con eso también juega el título de la novela: los colores de las actividades económicas, políticas y literarias cambian con el paso de las décadas, rehabilitando a los que fueron declarados culpables en el pasado de confraternizar con las ideas occidentales, como se veía en Visado para Shanghai, o quienes se enriquecían a costa de los demás. Lo que marcaba de manera negativa en la Revolución Cultural, ya no es negativo o peligroso en los nuevos tiempos de aperturismo económico.

Es el mes de febrero de 1992 cuando los vecinos de la casa shikumen encuentran el cadáver de Lige y Yu comienza a investigar. Pronto, su mujer Peiqin -que trabaja como contable en un restaurante privado- se convertirá en una ayudante de mucha utilidad, ya que de joven era una amante lectora de Yang. La inteligencia y la perspicacia que demostró en novelas anteriores de la saga, como Visado para Shanghai, y su tan parecido amor por la literatura como el del inspector jefe Chen Cao, poeta y traductor de novelas policiales del inglés al chino, toma mucha más importancia en la novela Cuando el rojo es negro.

En paralelo a la investigación policial del inspector Yu con la ayuda (o barreras) por parte de Old Liang y sus interrogatorios a todos los vecinos de la casa shikumen, un antiguo policía que vigila el barrio donde vivía Lige, el inspector jefe Chen Cao trabaja en un encargo de mucho dinero para Gu Haiguang, el dueño del Dynasty Karaoke Club de la novela anterior y que es director general de la empresa Shanghai New World Group. La importancia del trabajo radica en que es la traducción de un plan empresarial que debe enviar a un inversor estadounidense.

Además, Gu no dejará de intentar obtener más beneficios que la mera traducción, lo que hace sospechar al insepctor jefe Chen de la presencia de Nube Blanca, una joven del karaoke que ahora es su pequeña secretaria (xiaomi), un tipo de chica relacionada también con la prostitución o el mundo de las chicas de compañía. Pero al Chen Cao le vendrá realmente bien la ayuda de la joven estudiante de literatura china en su piso, donde vive él solo. Una diferencia con respecto al inspector Yu, que vive con su mujer y su hijo Qinqin en una casa compartida con otras familias y su padre, el Viejo Cazador (Old Hunter en esta novela), un expolicía.

Cuando el rojo es negro es una novela policial traducida al español por María Fernández Gutiérrez. Su estilo narrativo es muy sobrio y elegante, como las anteriores -con las diferencias existentes entre las traducciones de las anteriores novelas, como las variaciones entre Gran Cazador u Old Hunter, el nombre/apodo del Chino del Extranjero Lu o el nombre restaurante Suburbio de Moscú-. Y los temas que toca Qiu Xiaolong son en gran parte los mismos: desde la sobrepoblación de Shanghai y los problemas para encontrar vivienda hasta el auge económico de los nuevos ricos frente a la pobreza general del país y los viejos camaradas de la época de Mao, hasta las continuas citas poéticas y de Confucio por parte de Chen Cao (su padre, ya muerto, era neoconfucionista, aunque el inspector jefe no es seguido de sus doctrinas).

El caso policial de la muerte de Yin Lige será una mezcla de política (reminiscencias de la Revolución Cultural de Mao Zedong) con mucha literatura. En este punto, como se ha dicho, Peiqin leerá la novela Muerte de un profesor chino, de Yang, para tratar de ayudar a su marido a resolver el caso, en el que se verán los contrastes de los camaradas del pasado como Old Liang con los camaradas jóvenes, empezando por los dos inspectores protagonistas de la saga, cada vez más amigos, contándose entre ellos cosas que no comparten como el camarada Secretario del Partido Li. Pero también el inspector jefe Chen Cao guardará sus propios secretos y no se los contará ni siquiera al inspector Yu ni a Peiqin, con la que habla del estilo literario de Yin Lige.

Qiu Xiaolong, en esta novela Cuando el rojo es negro, muestra a nivel muy profundo la sociología, demografía, economía e incluso la arquitectura de Shanghai a comienzos de la década de 1990. Y como en Muerte de una heroína roja y en Visado para Shanghai, mostrará las diferencias entre el trabajo policial de los inspectores con los intereses políticos de Li. Además de mostrar las injusticias de la sociedad china y las diferencias generacionales entre los que vivieron su juventud en una sociedad en la que todos ganaban el mismo dinero, frente a una Shanghai de la década de 1990 en la que Deng Xiaoping promueve que unos chinos puedan llegar a ser ricos antes que otros.

Al igual que en las novelas previas de la saga policial del inspector jefe Chen Cao, en la novela Cuando el rojo es negro de Qiu Xiaolong la política, la economía y los crímenes violentos se verán mezclados con historias de amor, más o menos duraderas o reales. En la primera se vio en la relación de Guan Hongying como Wu Xiaoming (y la del inspector jefe Chen Cao con la periodista Wang Feng); en la segunda, la difícil relación entre Wen (mujer embarazada) y Feng (testigo contra las tríadas chinas que trafican ilegalmente con inmigrantes chinos a Estados Unidos), además de la conexión de Chen Cao con la policía estadounidense Catherine Rohn. Y ahora, la historia de amor será la del pasado entre Yang y Yin Lige, rota por la Revolución Cultural.

Porque este periodo de la historia de China aún hace sangrar a una sociedad en la que, como tema común entre las primeras novelas de la saga, hay que tener respeto hacia los mayores (como respeta el inspector jefe a su madre) y en la que lo peor que puede hacer un hombre es, precisamente, no tener descendencia. Pero el trabajo policial no deja muchas alternativas a Chen Cao, que se podría decir que es más bien un policía casado con su trabajo que no tiene tiempo en buscar una pareja de verdad. Y la sensación que sobrevuela la saga es que, cuando parece que la puede encontrar, el mundo se encarga de evitarlo. Un mundo en el que, cada vez más, la corrupción en los altos cargos del Partido Comunista Chino y la necesidad de tener contactos para ganar poder en el mundo empresarial, gana importancia en la saga como más temas que se repiten en las diferentes novelas.

La novela policial Cuando el rojo es negro, con un estilo muy fácil de leer y ameno (gracias a la traducción), es una demostración más de la maestría de Qiu Xiaolong como autor de novela policíaca. Gran retratista de la sociedad china, también sobrevuela la crítica a la China comunista y su propia experiencia personal ya contada en anteriores reseñas (la Guardia Roja asesinó a su padre). Y como buena saga, los lectores podemos ver la evolución en las relaciones entre los distintos personajes: de la madurez que va tomando la relación entre Chen Cao y Yu Guangming, a la inteligencia de Peiqin, que se muestra dura con la educación de su hijo Qinqin para que vaya a la universidad y consiga un buen trabajo en el futuro.

Por ello, Cuando el rojo es negro es una muy buena novela policial, en la que el pasado y el presente chocan como dos trenes, al igual que lo hacen la diferencia entre el trabajo policial y los intereses siempre políticos de Li. Cuya presión ahora tiene que sufrir más de manera directa el inspector Yu como máximo responsable del caso, mientras el inspector jefe Chen Cao está de vacaciones, ocultándole a su jefe el verdadero motivo. En definitiva, es una novela que se deja leer con facilidad, interesante y con esa doble lectura, interna y externa, sobre la política china, la violencia, las diferencias económicas y las heridas aún abiertas en China. Dos fuerzas opuestas, como el propio yin y el yang del cuerpo humano, que tiran entre sí y mantienen la tensión en todo el relato.

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Jesús de Matías Batalla.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa Europa SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.