Reseña de la novela 'El túnel', de Ernesto Sábato

Reseña de la novela ‘El túnel’, de Ernesto Sábato

María Iribarne Hunter es una mujer que va al Salón de Primavera de 1946 y se queda mirando a una mujer que observa el horizonte a través de una ventana, en uno de los cuadros del pintor Juan Pablo Castel, titulado Maternidad. Este se da cuenta de que la joven es la única persona que ha dado importancia a ese detalle del cuadro y empieza a obsesionarse con ella.

El túnel‘ (Seix Barral, 1985), del escritor argentino Ernesto Sábato, es una novela muy oscura escrita en primera persona por el protagonista. El afamado pintor Juan Pablo Castel narra la historia desde la cárcel, cuenta al lector que quiera saber qué ocurrió cómo mató a la única persona que lo comprendía.

La narración es un relato psicológico profundo de cómo la locura y la obsesión amorosa y celosa es capaz de apoderarse de una persona. Juan Pablo Castel es un hombre que odia a los críticos de arte y no se lleva bien con la Humanidad. Un ser solitario que un día decide salir en la búsqueda de esa mujer que él sabe que le entiende como nadie ha sido capaz.

Y ella también lo ha estado buscando. Un día se encuentran, ella lo rehuye, escapa. Él se obsesiona aún más porque no sabe si la volverá a ver algún día en el mismo edificio. Pero sí, la ocasión vuelve a repetirse y en las calles de Buenos Aires y en el estudio de Juan Pablo Castel la relación tóxica irá a más.

A demasiado. Ernesto Sábado ofrece al lector de ‘El túnel‘ un extraordinario modo de adentrarnos en la oscuridad del túnel en el que vive Juan Pablo Castel. Lo hace con un lenguaje muy directo a través de los recovecos de la memoria del pintor. Un ser inadaptado que no es capaz de amar, porque el amor es todo lo contrario a lo que crece en sus entrañas.

¿Qué crece en él como para que acabe matando a la mujer que ha captado de verdad la esencia, lo más importante de ese cuadro? Una lucha, como la que se produce en un ring en el que dos boxeadores se golpean hasta que uno cae a la lona. Pero en ‘El túnel‘ de Ernesto Sábato el cuadrilátero es amoroso. El lector tendrá que decidir, eso sí, si es real o no.

El señor Allende es el marido ciego de María Iribarne. Hunter es un primo al que ella ve mucho. Los tres están en la mente perturbada de Juan Pablo Castel unidos, a él mismo también. Y eso le duele. Le enfurece. Le hace conducir un coche sin frenos con el que no quiere hacer otra cosa más que chocar y matar.

La muerte, la locura, los celos y la obsesión se cuecen a fuego lento, consiguiendo una mezcla perfecta para el autor de esta reseña de ‘El túnel. La historia de un hombre violento, de un hombre machista como podemos calificarlo ahora a finales de la segunda década del siglo XXI, cuya mente juega con él y se apodera de su persona.

¿Hasta qué punto una persona puede ser víctima de su obsesión y obtener el perdón? ¿Hasta qué punto ella le hace daño a él, como le advierte cuando se conocen? ¿Cómo la mente de Juan Pablo Castel llevó a asesinar a su amante, en una muerte anunciada desde el principio de la novela?

Hay muchas preguntas acerca de esta novela, que puede no gustar a muchas personas, pero es imposible leer sin que se quede dentro del lector. Y lo incomode. Porque las novelas no siempre tienen que ser ficciones que entretengan y dejen un buen sabor de boca. El amargor y la incomodidad que deja una obra cuando se termina también son sinónimos de buenas novelas.

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Jesús de Matías Batalla .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa Europa SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.